December 3, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

El resumen de la Serie Nacional 11-28-19

Por Raúl Hernández Lima

Los azules de la capital llegaron al Guillermón con muchas cosas en juego. El lujo de la derrota no les está permitido. Los santiagueros desde las alturas, en el trono de la clasificación de esta 59 Serie Nacional, no tenían otra motivación que la del orgullo ante su eterno rival.

Entonces comenzó lo que parecía a priori un duelo de brazos ganadores. El suplicio que representaba para los bateadores el zurdo Ulfrido García quedó desenmascarado en el mismo primer episodio. Tres hombre quedaron corriendo las almohadillas pero el maleficio de la carrera en el marcador cayó inevitablemente.

El mal pudo ser peor en la segunda entrada. Otra vez se llenaban los cojines con el boleto intencional a Samón. Parecía una locura llenar las bases para lanzarle a Cepeda y Alomá pero el líder de los bateadores vio desde la primera como un par de elevados inofensivos hacían saber a poco la segunda para los azules.

Todo parecía cuestión de tiempo, sobre todo cuando el diestro pinareño Vladimir Baños dominaba a su antojo la tanda indómita. La curva grosera de Vladimir dejaba mareados por su turno a los del madero. Parecía imposible conectarle de hit y acumuló hasta 5 ponches en 6 entradas de actuación regalando un boleto. Una sola limpia a la altura del sexto por doblete impulsor de Edilse Silva resultó el único desvarío en la victoria de Baños.

Ulfrido sobrevivió un par de entradas más y a duras penas llegó al fatídico quinto episodio para ceder el montículo a un kamikaze tras otro que se subió allí con el resultado idéntico de explotar, de prolongar las angustias, de confirmar el agobiante desenlace del knock out.

Once carreras fueron suficientes a la altura de la séptima para ganar el partido del clásico beisbolístico nacional frente a la única cosechada por los indómitos. Mas con la dulce miel de la victoria los de la capital celebraron dejar el gélido fondo de la tabla de clasificación y con ello florecieron las esperanzas de clasificación para la tropa de Anglada. Viviremos para ver y sobre todo, para disfrutar.

%d bloggers like this: