November 28, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Los elefantes le ganan a Entenza y amenazan con barrida ante Matanzas.

Por: Raúl Hernández Lima

En la bella ciudad sureña el béisbol devuelve alegrías que estuvieron dormidas mucho tiempo. El 5 de Septiembre abrió sus puertas en esta segunda etapa para arropar a unos elefantes que intentan en casa recuperar el camino que les lleve a la victoria.
Los cocodrilos de Matanzas se tornan el áspero rival, la otra cara de la moneda. El estado de gracia que representa ganar varios partidos es la carta de presentación en la querella. Ayer un desliz les borró una racha. Hoy intentarían retomar la balance ganador.
Para eso contaban con Noelvis Entenza, una astilla del palo cienfueguero. Una afrenta con matices particulares. Un hijo pródigo que abandonó su hogar y ahora regresa convertido en extraño antagónico.
Los de casa no permitirían tal desagravio y le echarían temprano de allí acompañado solamente con el sabor amargo de la derrota y cuatro limpias en algo menos de tres entradas. En el frente Camilo Ballester se encargó de colgar ceros hasta el fatídico quinto episodio.
Abel Campos salió al rescate y cosechó la victoria que sembró su compañero. La sangre no llegó al río y las tres carreras arrancadas a los elefantes resultaron poco. Aún cuando bastaron las dos primeras entradas, una más en la séptima ponía la tranquilidad para que Miguel Lahera salvara por tercera vez.
El marcador no se movió más hasta que cayó el out 27 y los de casa resolvían la subserie a su favor al ganar en jornadas consecutivas a los de Armando Ferrer. El score final mostró 5 carreras por 3 y la amenaza de la barrida en la perla del sur.
%d bloggers like this: