November 27, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Matanzas aplasta las ilusiones azules.

Por: Raúl Hernández Lima

En el palacio de los cocodrilos se respiraba el aire del desquite. Los azules no batallaron para dejarse quitar del camino tan rápido. Por eso se propusieron despojarse las vestimentas del mendigo. No saldrían hoy con los remiendos del bochorno de ayer.
Por esa razón corrieron al diamante impetuosos y a pesar de caer de rodillas con una herida en el primer capítulo, recuperaron el orgullo cuando empataron en la tercera. Paradójicamente un wild los puso debajo y otro les devolvió las esperanzas.
Entonces llegó la quinta y tres rodados de hit congestionaron la circulación de la defensa matancera y levantaron a David Mena del montículo para que Irandy Castro se vistiera de héroe. El zurdo metió manos al asunto y mató la amenaza capitalina.
Entonces se cumplió el viejo axioma de si no las haces las recibes. A los locales les bastó un par de hits de Dismani Ortiz y William Luis, toque perfecto se Andy Cosme y elevado de sacrificio de Eduardo Blanco para ponerse en ventaja frente a los envíos del joven Jonathan Carbó.
Lo demás fue fácil para Irandy que se aferró a la victoria dejando el fiasco para el pinero refuerzo de los Industriales. En el sexto se confirmó que ya no había remedio y llegó la tercera de la forma menos espectacular. Una base por bolas con un hombre en cada almohadilla ponía el 3-1 definitivo y los azules caían por segunda día consecutivo para afincarse peligrosamente en el fondo de la tabla.
Yaniel Blanco estuvo listo y corrió al rescate en el primer parpadeo del zurdo Castro. Seis hits sin errores pegó cada novena pero el conjunto naranja sacó mejor partido de las situaciones del juego. Mañana la honra y la vida de los muchachos de Anglada seguramente reposarán en las manos de Erlis Casanova. No hay para ellos el derecho a la derrota.
%d bloggers like this: