November 24, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Rusney Castillo no ejercerá su cláusula de escape y continuará un año más en ligas menores con Boston

Por: Javier González

El pasado 10 de enero escribí un artículo por este mismo medio, con motivo de la invitación que realizaran los Medias Rojas de Boston al jardinero avileño Rusney Castillo a sus campos de entrenamientos primaverales. Dicho escrito, terminaba con el siguiente párrafo, y cito:

“Al término de la actual temporada, Castillo tiene una opción de exclusión en su contrato que le permite abandonar el mismo, probar la agencia libre con un año de antelación, y así de paso quitarse el yugo al que está sometido por la organización, sin embargo el precio a pagar son los 13.5 millones de dólares que estará cobrando en 2020, por lo tanto, si usted sabe contar, no cuente con que Rusney va a buscar nada en el próximo período de la agencia libre.”

Ni siquiera hubo que esperar a esa instancia. Hoy, el cubano ofreció unas escuetas, pero tajantes declaraciones a la periodista Stephanie Apstein de Sports Illustrated: “No vas a cancelar algo cuando no tienes más nada asegurado”.

Pongámoslo en retrospectiva:

Apenas diez meses después de perder con los Medias Blancas de Chicago una cerrada puja por hacerse de los servicios de José Abreu, la gerencia de los Medias Rojas, encabezada en esos momentos por Ben Cherington, puso toda la carne en el azadón para asegurar al próximo gran agente libre cubano en el mercado.

Fue así que el día 22 de agosto de 2014, la organización de Massachusetts firmó a Castillo por un contrato de 72.5 millones y 7 temporadas, cifra récord para cualquier atleta cubano recién salido del torneo amateur isleño.

Rusney comenzó con muchas espectativas, incluso en el mismo año de su firma, tuvo su primer contacto con MLB, después que fuera promovido en la segunda quincena de septiembre. En los últimos 10 partidos de esa temporada, Castillo dejó una línea ofensiva de 333./400./528./928 en 40 visitas a la caja de bateo.

Las cosas sin embargo, comenzaron a dar un inesperado giro en su carrera, y en las siguientes dos temporadas, una serie de altibajos en su rendimiento propiciaron que la gerencia apresurara el desarrollo del joven talento Andrew Benintendi.

Con motivo de la enorme saturación económica a la que estaba expuesta la nómina del equipo, unido a la graduación del prospecto Benintendi, la directiva de la organización optó por sacar del roster de 40 jugadores al cubano, utilizando previamente el proceso de designamiento para asignación.

Así las cosas, la última vez que Rusney jugó un partido de Grandes Ligas, se remonta a junio del 2016. Desde entonces, el chico ha acumulado cualquier cantidad de méritos en Pawtucket Red Sox (AAA) para ser considerado por la gerencia, pero su situación pasó de ser deportiva, a contractual.

Rusney no ha podido jugar más en la Gran Carpa, y continuará sin hacerlo, al menos otra temporada.

Y es que, en dicho acuerdo, al nativo de Morón le asistía el derecho de abandonar el contrato una temporada antes de llegar a la agencia libre. Eso sí, para ello tendría que renunciar a los 13.5 millones que estaría cobrando en ese séptimo año del pacto original (2020), y definitivamente Rusney no está para eso.

Jardineros de amplia trayectoria y reputación en la industria, como Nick Markakis (6 millones por un año), Avisail García (3.5 millones por un año), Adam Jones (3 millones y una temporada), Hunter Pence (2 millones por un año) o Gerardo Parra (1.75 millones por un año), firmaron acuerdos como agentes libres la pasada temporada baja y ninguno de ellos llegó, ni siquiera a la mitad del salario que estará cobrando Castillo en 2020, por tanto y demás, la decisión tomada por el cubano, era un secreto a voces.

No esperes a Rusney en Grandes Ligas nuevamente hasta 2021, cuando definitivamente salga al mercado, y algún equipo le ofrezca un contrato de liga menor con invitación a entrenamientos primaverales. Es lo máximo a lo que podrá aspirar un individuo que para ese entonces, acumularía casi cuatro años sin tomarse siquiera un café en el Big Show.

Sígueme en Twitter como: @JavierGH1213

%d bloggers like this: