September 20, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Los Rangers le deben tiempo de juego en Grandes Ligas a Andy Ibáñez

Por: Javier González

Los Rangers de Texas están teniendo una temporada decepcionante…, otra más. Su actual récord de 60-64 los tiene situados en el penúltimo escaño dentro de su división, a 18 juegos y medio de sus archirrivales territoriales (Astros de Houston) en la carrera por el liderato de la llave clasificatoria, y a 12.5 partidos de la última posición en disputa por el comodín de la Liga, ocupada en este momento por los Rays de Tampa Bay.

Para ellos esta sería su tercera temporada consecutiva con registro perdedor, incluso, si quieres extenderlo más allá, sería su cuarto campeonato con balance negativo en sus últimos seis años.

El equipo ha perdido piezas importantes en años recientes, comenzando por abridores de la talla de Cole Hamels o Yu Darvish, pasando por bateadores de gran peso en la alineación como Nelson Cruz, Mitch Moreland o Ian Kinsler, y cerrando con el futuro miembro del Salón de la Fama Adrian Beltre.

Precisamente de Beltre y su gran vacante, quiero hablar en el día de hoy…

Para nadie es secreto que calzar los spikes de un individuo con una trayectoria brillante a lo largo más de dos décadas, no sería una tarea sencilla, sin embargo, tampoco hay que agregarle complicación extra.

Tras el anuncio de retiro del dominicano la pasada temporada, la gerencia de la organización se dió a la tarea de buscar un reemplazo en el mercado de la agencia libre. Esa vacante la cubrieron con Asdrubal Cabrera.

El venezolano fue firmado por un año y 3.5 millones en enero, sin embargo, no habían transcurrido ni siquiera los primeros 110 juegos del calendario, y el equipo tuvo que dejarlo libre, después de rendir un pobre desempeño tanto ofensivo como defensivo.

Desde su partida, el manager Chris Woodward se las ha ingeniado cómo ha podido, utilizando un par de jugadores de reemplazo en la esquina caliente: Isiah Kiner-Falefa y Logan Forsythe.

La realidad es que hoy, mientras escribo estas líneas, el contingente Cabrera/Forsythe/Kiner-Falefa y todo el que ha desfilado por la posición durante la temporada, poseen colectivamente el antepenúltimo promedio de bateo entre los 30 equipos de las Mayores (234).

Las penurias no acaban ahí. Los terceras bases de Texas presentan un pobre promedio de slugging de 383, posición #28 en la industria. El coeficiente wRC+ es de apenas 81 (posición #27). Su porcentaje de ponches asciende hasta 25.6% (la tercera cifra más alta en MLB), y para cerrar, su coeficiente bWAR (1.1), también se encuentra entre los peores cinco (posición #26).

Resumiendo: los herederos de Beltre no han podido con el reto…en lo absoluto.

Y es muy curioso, porque tan cercano a Grandes Ligas como en Nashville Sounds (Sucursal Triple A de la organización), hay un cubanito que se la ha pasado bateando todo el año. Un chico que cobrando el mínimo de la Liga, y con absolutamente nada que demostrar en la categoría inmediata inferior al Big Show, aún yace bloqueado de una manera injusta por parte de John Daniels y el resto de su piquete en las oficinas centrales de los Rangers, aún a sabiendas de que es un Tercera base natural.

Después de sus primeros 106 partidos de la temporada, Andy Ibáñez posee una línea ofensiva de 303./382./495./877, con 44 extrabases (incluidos 16 cuadrangulares), 57 carreras remolcadas y 74 anotadas. Todo esto a lo largo de 400 turnos ofensivos.

El cubano además ha mostrado muy pocas lagunas en su ofensiva en su actual categoría. Su OPS ante derechos (873) es casi idéntico al que posee ante lanzadores de la mano equivocada (890), incluso, su producción ha aumentado en la segunda mitad de la temporada (OPS 839 antes del Juego de Estrellas, 981 luego de ahí).

Entonces…

¿Que más necesita hacer Andy para convencer a la gerencia de los Rangers?

¿Acaso no tienen necesidad de un antesalista en Arlington?

Septiembre está en el horizonte, acompáñame a ver el final de esta triste historia.

Sígueme en Twitter como: @JavierGH1213

%d bloggers like this: