Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

¿Podrá este cubanoamericano de Hialeah apoderarse de la primera base en Miami?

Por Jorge Ebro

Quién sabe a dónde vaya a dar el experimento con Peter O’Brien, pero los Marlins le van a dar todas las oportunidades posibles en estas semanas de temporada para ver qué pueden sacar de este slugger de 28 años.

El pelotero cubanoamericano pegó cuadrangular e imparable en la derrota del martes por la noche 4-2 a manos de los Nacionales y su nombre comienza a llamar la atención de un equipo donde la primera base es como el Salvaje Oeste: es tierra de nadie.

“Queremos ver qué puede hacer con un período extendido de juego’’, expresó el manager Don Mattingly. “Sabemos que tiene poder, pero queremos que nos demuestre que puede tener turnos de calidad de manera consistente’’.

En apenas 11 encuentros, O’Brien –uno de los llamados de septiembre- acumula tres palos de vuelta entera con seis impulsadas para un promedio de .308 y un respetable OPS de .946.

Para el chico, hijo de madre cubana y padre estadounidense, esta estancia con los Marlins es la tercera de su breve carrera de Grandes Ligas, luego de ocho juegos con Arizona en el 2015 y 28 con ese mismo conjunto en el 2016.
“Esta dando señales de que puede ser un bateador peligroso’’, agregó Mattingly, quien resaltó la ética de trabajo de O’Brien. “Es un chico que se prepara muy bien antes de cada juego, que hace todo de la manera correcta’’.
La pregunta que se hacen los peces, entonces, gira en torno a si este extraño prospecto puede ser material de las Mayores a largo plazo y en un momento en que el club busca piezas para su futuro.

Esas señales de que habla Mattingly se vieron claramente cuando el chico nacido en Hialeah pegó 30 jonrones en su temporada de Ligas Menores, incluyendo 10 en un lapso de 36 encuentros con el Nueva Orleans de Triple A.

“Los turnos han estado ahí’’, apuntó O’Brien. “Mejoran de manera consistente. Eso tiene que ver con el pitcheo cada día y saber lo que el equipo quiere hacer conmigo’’.

No le será fácil, pero en la primavera O’Brien se habrá ganado la oportunidad de presentar su resumé para el puesto de inicialista, que tras la partida de Justin Bour ha sido cubierto por una galería de jugadores, sin que ninguno haya plantado su bandera.

%d bloggers like this: