Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Del 1-0 al supernocao

67751-fotografia-g.jpg

El del Calixto García fue un duelo entre dos serpentineros de igual apellido, José Antonio y Ángel Sánchez, de solo dos horas y cuatro minutos (ojalá todos los juegos tuvieran ese tiempo de duración) donde el ganador, el holguinero José Antonio colgó ocho ceros con cinco ponches y tres bases y, paradójicamente, su rival, el tunero Ángel, estrucó a ocho en igual cantidad de entradas, solo aceptó tres jits y en sentido general, lanzó mejor.

Pero en el capitalino Changa Mederos ocurrió todo lo contrario. El Habana, un equipo que no se caracteriza por su ofensiva (antes del juego promediaba 240 con un solitario cuadrangular) se soltó a batear frente a los tiradores de los Huracanes de Mayabeque y no paró hasta conseguir el primer supernocao de la justa al marcar 15 carreras de diferencia.

La masacre solo duró una hora y 53 minutos y, curiosamente, el castigo fue soportado por dos lanzadores nada más, uno de ellos el abridor Alberto de Armas, permitiendo ocho carreras limpias en dos entradas y dos tercios.

Las Avispas santiagueras consiguieron su victoria número 20 con su estelar zurdo Ulfrido García empatando en el casillero de victorias al obtener su sexta, al permitir una limpia, y protegido por los 14 imparables de sus compañeros, liderados por el cuarto bate Lionard Kindelán, de cuatro-tres y tres impulsadas, para reafirmarse en el liderato con 26.

Los Azucareros villaclareños impusieron el pitcheo al colocar en el box a su estelar Yosver Zulueta, autor de 11 ponches en ocho capítulos, para aumentar su total a 72, líder del casillero. Y los Cocodrilos se mantuvieron a dos juegos de los punteros gracias al formidable relevo de Michel Alonso, quien entró en el mismo capítulo inicial y aceptó una carrera inmerecida en ocho y un tercio, mientras su compañero de batería, Ariel Martínez, disparó jonrón y el inicialista Yan Alejandro Pérez bateó de cuatro-tres con tres fletadas hacia el plato.

Del resto llamaron la atención la derrota de los Toros agramontinos frente a los Alazanes, en un choque donde Yoelkis Céspedes volvió a batear a sus anchas, de cuatro-tres y tres anotadas; el nocao de los Gallos espirituanos ante los guantanameros marcando una docena de carreras en una entrada, y el éxito de los Elefantes sureños ante los Cazadores artemiseños, con el designado y séptimo bate Orlando Roa disparando un doblete que impulsó las dos anotaciones de su equipo.

67750-fotografia-g.jpg

A %d blogueros les gusta esto: