Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

​Javier Méndez: “Industriales requería una entrega que ahora no podía darle

Por: Joaquín Colina 

El gran ex-jardinero central capitalino, no dirigirá este año al legendario Industriales
Es un hecho que Javier Méndez no regresará este año a la cueva de los Industriales. El destino le jugó una mala pasada a su familia, y el legendario centerfielder capitalino se vio precisado a “pedir una tregua”.
“En realidad yo nunca renuncié”, señala vía telefónica. “Estaba en disposición de continuar y así lo hice saber. Era un trabajo empezado y tenía expectativas de que las cosas ya se dieran favorablemente. Teníamos una estrategia para cuatro años bien estructurada, con fortalezas y debilidades definidas. Yo quería seguir”.
Sin embargo, su proyecto de dirección se vino debajo de un día para otro…
“Entonces sobrevino la enfermedad de mi hija”, cuenta el ‘17’. “Decidí extender hasta último momento la decisión de permanecer o no en el puesto, pero los médicos me dijeron que después de realizarse el trasplante de médula la niña iba a necesitar muchas atenciones, por lo que me aconsejaron que pidiera una tregua. Y a mí me gusta trabajar con seriedad. Industriales requería de mí una entrega del 200 por ciento y no iba a estar en condiciones de dársela”.
Otrora figura clave en los line ups azules, Méndez lamenta el repentino desenlace de este nuevo ‘romance’ con el club que lo llevó a la fama.
“Me quedé con las ganas de poder terminar la estrategia planificada -sostiene- y de seguir aprendiendo, porque dirigir es un arte. Ahora es que me doy cuenta de cuán sacrificado es el trabajo de los hombres que tienen que dirigir equipos en la Serie Nacional”.
A seguidas, confiesa haber ganado “mucha experiencia” en estos años como mentor de Industriales.
“Antes solo había dirigido fuera de Cuba en torneos de nivel muy limitado, pero aquí, al frente del equipo insignia del país, la responsabilidad fue mayúscula. Creo que di todo lo que pude, que cometí errores humanos pero me consagré por completo. Por supuesto, no estoy satisfecho con los resultados conseguidos. Sin ánimo de justificar, me tocó un período de tránsito donde peloteros importantes estaban ya en vías de retiro, y encima en el primer año las deserciones nos golpearon bastante”.
Finalmente, el jugador que hizo famosos aquellos sensacionales ‘guantazos’ para fildear los elevados asegura que desconoce quién será su sucesor en el dugout industrialista.
“Cualquier director que se tome en serio su trabajo merece mis respetos”, enfatiza. “La dirección de la provincia seguramente tiene a un candidato responsable y capaz. Bienvenido sea el designado. Al final todos somos hijos de este deporte”.

A %d blogueros les gusta esto: