Matanzas (ACN) El receptor cubano Ariel Martínez, integrante del equipo Cocodrilos de Matanzas en la serie cubana de pelota, disfrutó en grande su participación en el XXX Juego de las Estrellas del béisbol en Cuba, celebrado este sábado esta ciudad, conocida como la Atenas de Cuba.
Martínez, de apenas 19 años de edad, declaró en exclusiva a la ACN que más allá del resultado en el desafío entre Occidentales y Orientales, (ganó Occidente) el choque entre luminarias deviene oportunidad para compartir con los mejores jugadores del país y una parte de las glorias de la disciplina.
    El hecho de que las actividades se realicen en la provincia de Matanzas añade un incentivo adicional al espectáculo, porque aquí se reúne la gente que usualmente me apoya durante cada encuentro en el Campeonato 56 del béisbol cubano, agregó el atleta.
    Protagonista también en las pruebas de habilidades en la modalidad del tiro de los receptores al barril, Martínez califica como experiencia única la posibilidad de intercambiar con destacados defensores de la posición, como el industrialista Frank Camilo Morejón y el villaclareño Yulexis La Rosa.
    Ahora mis expectativas se concentran en realizar un buen papel en la segunda fase del torneo nacional en aras de la consecución del ansiado título para la fanaticada de los “Cocodrilos”, refirió quien es considerado uno de los mayores prospectos de la pelota en la Isla.
    Más adelante, el jugador de 1,90 metros de estatura y una masa muscular bastante desarrollada para la edad, avizoró la posibilidad de integrar la selección cubana al IV Clásico Mundial de Béisbol, previsto para marzo próximo.
    Ariel Martínez promedió en el primer segmento de temporada para 322 de average, con 12 dobles y tres jonrones, además de 26 carreras anotadas y 23 impulsadas, según el sitio oficial de la Federación Cubana de Béisbol.