Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Slugger cubano espera dar Guerra en las Mayores tras convertirse en agente libre

Por:JORGE EBRO 
Quizá no tenga la potencia de su compatriota Yoenis Céspedes, pero Urmari Guerra Vargas espera seguir los pasos del hombre con el cual compartiera equipo en Series Nacionales y abrirse camino en Grandes Ligas a fuerza de batazos.
Guerra, quien se encuentra en la República Dominicana, recibió este martes la documentación que lo acredita como agente libre para negociar un pacto con alguna de las 30 franquicias de las Mayores.
Con 27 años y 10 temporadas en la pelota cubana, el jardinero es considerado un agente libre sin restricciones, lo cual facilita su acceso a todos los equipos -que no serán penalizados con su firma- y a bolsas de importancia.
En esas 10 contiendas, el granmense dejó un promedio de bateo de .303 con 76 cuadrangulares y 375 carreras impulsadas, mientras que su porcentaje de slugging era de .478 y su OPS llegaba a .854.
«Este es un hombre de poder y el poder es una cualidad insaciable en Grandes Ligas», comentó un scout que siguió su carrera en la isla y la escuadra nacional. «Si él puede trasladar ese poder a esta pelota, puede lograr algo. El poder es la materia prima más codiciada de estos tiempos en Grandes Ligas».
Su mejor temporada fue la número 50, cuando conectó para .369, con 29 dobles, 20 jonrones y 87 remolcadas, lo cual le franqueó las puertas de la escuadra principal cubana -al torneo de Rotterdam, a los Panamericanos de Toronto 2015- y lo puso en el tapete internacional.
Un primer intento de salida legal rumbo a Ecuador en septiembre fracasó cuando las autoridades deportivas cubanas lograron regresarlo a la isla, aunque poco después tenía éxito en un segundo intento.
Conocido como «El Yogui» Guerra, quien ha realizado varias demostraciones en Dominicana, es uno más de los tantos peloteros de Granma que han optado por intentar el sueño de las Mayores, junto a Céspedes, Rafael Hidalgo Manganelly, Ramón Tamayo Tamayo, Yasiel Jiménez Matamoros, Yosibel Castillo Oduardo y Alaín Tamayo Espinosa.

A %d blogueros les gusta esto: