octubre 19, 2021

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

​¿Subirán los Dodgers a Puig en septiembre?

Por Buster Olney 

Los primeros resultados de Yasiel Puig en Triple A son buenos; tiene cuatro hits en 11 turnos, incluyendo un doble, un cuadrangular, dos boletos y apenas un ponche. Si los Dodgers basan su decisión de subir a Puig en las próximas semanas en sus números en Oklahoma City, entonces este es el tipo de inicio que él tenía que tener.

Pero como siempre pasa con Puig, hay muchas cosas alrededor de él que pesarán en el ánimo de los Dodgers – y en última instancia, todos esos asuntos extraños podrían impedir su regreso a las Grandes Ligas este año. Los Dodgers tendrán una decisión difícil con Puig al llegar el 1 de septiembre, cuando se expandan los rosters de Grandes Ligas.
Los Dodgers buscaron cambiar a Puig antes de la fecha límite del 1 de agosto y no pudieron encontrar un acuerdo razonable porque no quisieron simplemente salir de un jugador de 25 años que ha tenido éxito en las Grandes Ligas. Así que hicieron lo más cercano a ello: Lo enviaron a las menores con la esperanza de que pueda comenzar a hacer algunos ajustes en el plato y quizás atraer la atención de cazatalentos rivales. “Uno tiene que creer que habrá muchos equipos que por lo menos le echarán una mirada”, dijo un ejecutivo de la LA.
Si le damos el suero de la verdad a los que toman las decisiones en los Dodgers, probablemente nos dirían que el segundo mejor escenario posible con Puig sería que brillara en las menores en este mes y que algún otro equipo les de algo que valga la pena por él.
Pero el dilema para los Dodgers es que si ellos no lo suben cuando se expandan los rosters, ellos estarían mitigando cualquier valor de cambio que él pueda tener al reforzar la noción de que su mera presencia en un equipo es problemática. Si Puig sigue poniendo buenos números para Oklahoma City y los Dodgers no lo suben, eso enviará un mensaje al resto de la industria.
Pero quizás los Dodgers tengan otros asuntos más apremiantes que podrían provocar que él se mantenga lejos del camerino de Grandes Ligas. El equipo ha estado jugando bien en semanas recientes, respondiendo al reto de tratar de ganar el Oeste LN sin Clayton Kershaw. La cultura del equipo – bajo el manager Dave Roberts que se basa en jugadores como Chase Utley, Howie Kendrick, Corey Seager, Justin Turner y Adrian Gonzalez — podría ser la mejor que se haya visto en algún tiempo.
Roberts ha reconocido que cuando Puig está en los alrededores, toma un pedazo desproporcionado del tiempo. Aunque Roberts no dio más detalles de eso, la preocupación constante con Puig es que él debe estar en el lugar adecuado a la hora adecuada, haciendo lo correcto. Que Puig no es el compañero más querido es algo que ha quedado bien establecido.
Además no está claro si Puig tendría necesariamente rol con los Dodgers ahora mismo, luego de la adquisición de Josh Reddick y el posible regreso de Andre Ethier en algún punto de septiembre. Incluso si Puig pone buenos números en las menores, eso no significa que él haya hecho las alteraciones en el plato que algunas personas en la organización dicen que debe hacer antes de volver a intentar ser un ligamayorista efectivo.
Los Dodgers han estado ganando – están apenas a un juego de los Gigantes en el Oeste de la LN – e invitar a una distracción como Puig al camerino es algo que quizás ellos quieran pasar por alto, independientemente de cómo eso afecte su valor en el mercado.

A %d blogueros les gusta esto: