Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Un arma inesperada apuntala el buen momento de Miami

image

POR JORGE EBRO

Fueron tres golpes duros. Primero la pérdida de Carter Capps, el aspirante a cerrador, por una cirugía de Tommy John; segundo la partida de Mike Dunn a la lista de inhabilitados a causa de molestia en el antebrazo; y finalmente el adiós a Brian Morris debido a una operación en la espalda.

Durante días ni siquiera hubo un relevista zurdo en todo el staff, pero a pesar de los pesares el bullpen se ha convertido en una de las puntas de lanza de los Marlins en estos tres primeros meses de temporada.

«Hay una buena química y eso se nota, por eso es divertido venir al parque a trabajar», afirmó A.J. Ramos. «El saber que estamos ayudando al equipo, que somos parte del éxito, nos proporciona un estímulo mayor».

Al principio, todas las ausencias dejaron al manager Don Mattingly y su equipo de coaches enfrascados en una serie de movimientos -más de 20 cambios de personal- hasta encontrar la mezcla más adecuada en el bullpen.

Contra todo pronóstico y sin nombres de relevancia, el pitcheo de relevo de Miami es el 13ro en las Mayores con una efectividad de 3.70, y ocupa la 11na plaza en promedio de bateo permitido (.234).

Pero la mejor muestra del aporte de este bullpen podría encontrarse de miércoles a domingo, período en el cual los relevistas de los peces han sumado 15 entradas sin permitir carreras y solo dos hits admitidos.

«Tremendo lo que han hecho», comentó Justin Bour. «El relevo nos da la confianza de que las ventajas serán preservadas o al menos se nos dará la oportunidad de pelear por cada victoria».

Por cada uno de los que cayó con el virus de las lesiones, otros han dado el paso al frente como David Phelps, quien lidera la actuación del bullpen con 34 actuaciones, o el propio Ramos con 21 rescates un promedio de carreras limpias de 1.98.

El grupo lo redondean Dustin McGowan, Kyle Barraclough, Nick Wittgren y Brian Ellington, ninguno de ellos por encima de los 26 años, y con experiencia escasa en Grandes Ligas.

Sin embargo, el bullpen ha trabajado en exceso y muchos dudan que este éxito sea sostenible a medida que avance la contienda.

«Vamos a estar vigilantes y trataremos de evitar el cansancio de los brazos», explicó Mattingly. «Los muchachos del relevo han estado muy bien. Son parte importante de lo que estamos logrando».

A %d blogueros les gusta esto: