Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

La Habana se mantiene cerca de la cima

artemisa-lahabana

Con la conveniente complicidad de la lluvia y al conjuro de un aceptable desempeño ofensivo-defensivo, la selección de La Habana se mantuvo cerca del líder Artemisa en la tabla de posiciones del grupo A de la III Serie Nacional de Béisbol Sub-23.

Y todo ocurrió con la división de honores en los dos partidos que pudieron celebrarse entre habaneros y artemiseños durante la semana última, en el primero de los cuales los giraldillos aprovecharon muy bien la oportunidad del enfrentamiento directo para situarse a una raya de diferencia de los representantes de la vecina provincia, aunque en el segundo choque volvieron a dos rayitas, como dueños del tercer lugar, pues La Isla de la Juventud —sin poder efectuar ninguno de los cuatro pleitos contra Pinar del Río— marchaba en el segundo peldaño, a un juego de la cúspide.

Sin compilar los desafíos de este sábado, en la llave A mandaba Artemisa, con 9 éxitos y 6 fracasos; perseguido por La Isla de la Juventud, con 6 triunfos y 5 reveses; mientras que La Habana acumulaba 7 victorias y 8 derrotas; al tiempo que Pinar del Río solo tenía 4 salidas satisfactorias, con 7 resultados adversos.

Vale recordar que en este certamen solo pasará a la siguiente fase el primer lugar de cada uno de los cuatro grupos clasificatorios, de ahí la importancia de que los azules continúen remontando posiciones en busca del imprescindible liderato, si es que aspiran —al menos— a tener opciones de defender su condición de monarcas en la postemporada.

De lograrlo, el equipo capitalino estaría obligado a emplearse a fondo para enfrentar a conjuntos que, hasta la fecha, parecen decididos a avanzar a semifinales: Villa Clara, por el B; Ciego de Ávila, por el C; y Granma, por el D; presumiblemente se hallarán entre los cuatro grandes y —por lo visto hasta hoy— los tres se han desempeñado con mayor acierto en todos los renglones del juego, en comparación con los de la más poblada urbe de Cuba.

Sin embargo, a esta III Serie Nacional para menores de 23 años todavía le queda tramo por recorrer y con tantos juegos suspendidos debido a las inclemencias del tiempo, solo unas pocas escuadras arribarán —precisamente este domingo— a la mitad del calendario.

Con esa certeza y con la inestabilidad y modestas actuaciones mostradas por la inmensa mayoría de los contendientes, ni el más avezado especialista se atrevería a hacer vaticinios adelantados.

Aunque —pensándolo mejor— bien pudiéramos augurar que al trono llegará el seleccionado que batee con más oportunidad mientras sus lanzadores cuelgan ceros en la pizarra, ayudados por la indispensable colaboración de nueve virtuosas manos enguantadas, capaces de conformar una impenetrable muralla defensiva.

Así de sencillo y acertado puede ser el pronóstico, ¿verdad?

A %d blogueros les gusta esto: