Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Orgulloso por ser parte de los Rojos

image

Por Adry Torres

Durante muchas décadas, el primer lanzamiento de cada temporada de Grandes Ligas siempre se hizo en Cincinnati, en reconocimiento a los Rojos por ser la primera franquicia profesional del deporte.

No obstante, en los últimos años, los lanzamientos que han marcado el arranque oficial de la campaña de las Grandes Ligas se han llevado a cabo en otros grandes palacios de las mayores, mientras que la fanaticada en Cincinnati ha sido relegada a esperar un día más para escuchar el grito del árbitro detrás del plato en el primero de 81 duelos locales.

Por causa de este cambio el cubano Raisel Iglesias tuvo que aguardar con paciencia su oportunidad de formar parte de la tradición en el 2016 y tomar la lomita el lunes 4 por los Rojos en el partido de apertura ante los Filis de Filadelfia en el Great American Ballpark.

“Me sentí bastante orgulloso de abrir el Opening Day allá en Cincinnati, ya que me preparé fuerte en la temporada muerta trabajando fuerte”, afirmó Iglesias a ESPN Digital luego de haber cumplido su quinta salida de 2016 el lunes por la noche contra los Mets de Nueva York, saliendo sin decisión en una derrota 5-3.

Las lesiones al veterano Homer Bailey y el lanzador de segundo año Anthony DeSclafani abrieron el camino para Iglesias, que en 2015 lanzó 18 partidos – 16 aperturas – y tuvo récord de 3-7, 104 ponches en 95 entradas y un tercio y una efectividad de 4.19.

“Me preparé también con la mentalidad de que podrían darme la oportunidad de abrir el primer juego”, continuó Iglesias, que carga un récord de 1-1 con una efectividad de 3.49 y 29 bateadores ponchados en 28 entradas y un tercio. “Pero simplemente me preparé más en que las cosas me fueran bien porque podía lanzar en el primero o segundo juego de la temporada. Pienso que eso fue algo bastante orgulloso para mí “.

A pesar de que sólo tuvo una cuantas aperturas durante los entrenamientos primaverales en Arizona, una decisión tomada por la organización para preservar la salud del brazo del lanzador de 26 años, que la temporada pasada debutó en las mayores lanzando 96 entradas y un tercio por encima de 29 otras en Triple A, el nativo de Isla de la Juventud, Cuba, ocupó un lugar protagónico aquella tarde contra los Filis, uniéndose a Adolfo Luque (1928) como los únicos cubanos en recibir la pelota para el primer juego del calendario.

Iglesias, quien lanzó por tres temporadas con Isla de la Juventud en la Serie Nacional Cubana, expresó lo importante que fue su primer entrenamiento primaveral en 2015 junto a sus futuros compañeros de la gran carpa, especialmente por las enseñanzas que les inculcaron dos lanzadores que ya no forman parte de la escuadra de Cincinnati, el dominicano Johnny Cueto y su compatriota Aroldis Chapman.

“Fue un orgullo porque me guiaron mucho. Me aconsejaron mucho de cómo iba ser el sistema de lo que es Grandes Ligas”, señaló Iglesias, que abandonó la isla caribeña en noviembre de 2013 tras un primer intento fallido dos meses antes. En junio de 2014, el joven dio su primer paso hacia el montículo de las mayores firmando por siete años y $27 millones como agente libre.

“Siempre cada vez que arranca (el partido) me enfoco mucho en los consejos que ellos me dieron y trato que las cosas me salgan al cien por ciento en el terreno”.

Por el momento, Iglesias se destaca desempeñándose en el área de su desarrollo, estudiando entre aperturas, y sobre todo, dando su máximo esfuerzo cada cinco días para validar la confianza que le extendió su dirigente Bryan Price durante los entrenamientos primaverales.

“Cuando firmé aquí vine a entregarme, a darlo todo aquí en el terreno porque sé la exigencia que se requiere cada juego diario aquí a este nivel”, declaró Iglesias. “Un lanzador tiene que prepararse muy bien para enfocarse en lo que viene a hacer aquí en este nivel de beisbol”.

%d bloggers like this: