September 25, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Yeniet y Borrero: Antes de partir

 

 

 

Por Mayli Estévez Pérez

Los infielders villaclareños Yeniet Pérez y Ariel Borrero se veían bien cómodos durante la 54 Serie Nacional de Béisbol que terminaron ganando con los Tigres avileños. Y en lo que va de esta, ese par está más que adaptado al ambiente que plantea Roger Machado y su cuerpo de dirección. El mismísimo manager de los Tigres le adelantaba a Vanguardia, cuando el pedido de refuerzos tocaba a la puerta, que mantenía los ojos sobre Villa Clara para su apuesta futura en la campaña.

«Si los tengo a mano por supuesto, incluso a los mismos que nos ayudaron el año pasado los pido otra vez. Borrero les dio clase a los muchachos nuestros, mis respetos para él. Sin dejar atrás a Yeniet Pérez. Fue una experiencia muy bonita, por lo que te digo que si me quedan a mano, repito la elección».

ariel borrero y yeniet pérez, peloteros de villa claraYeniet Pérez y Ariel Borrero, los dos villaclareños que forman parte de la manada de Tigres que partirán a la Serie del Caribe. (Foto: Michel Moro)

Y Roger cumplió. Pero para la tarea actual imagino la pulseada que el director avileño mantuvo con la Comisión Nacional para defender en la primera almohadilla a dos veteranos, tan suyos, como importantes en esa corona que los llevó a la Serie del Caribe. Tanto Yorelvis Charles como Ariel Borrero, son de esos peloteros que algunos especialistas llamarían «descartados», pero ambos no han querido despedirse del béisbol activo.

Aunque el villaclareño anuncie todas las temporadas un retiro al que le cuesta someterse. Esta inclusión en su segunda Serie del Caribe así lo demuestra. Borrero debe ser regular en la primera alineación que salga a la grama del estadio de Quisqueya el próximo 2 de febrero ante los Venados de Mazatlán. Por eso, antes de partir el llamado Remolcador naranja, compartió su sentir en la previa.

«Por lo general, desde hace un tiempo para acá, todos los años comienzo mal al bate y ya a mediados de campeonato mejoro mucho. Yo le pongo el mismo amor a la camiseta del Villa Clara que a la de los Tigres. El rendimiento aquí no quiere decir que no le ponga todo el amor a la camiseta naranja. Allá buscaremos que salga lo que buscamos. Defenderé el color de Cuba y los Tigres».

Borrero en su única aparición en Series del Caribe con Villa Clara, la de Margarita 2014, no fue nada decisivo. No impulsó carreras en tres juegos, conectó dos imparables, incluida su especialidad, el doblete y pifió en una ocasión. Su average de 222, no fue de los peores, si se tiene en cuenta la discreta actuación de los suyos en general. Pero al menos Borrero aparece en las estadísticas de la Serie caribeña, porque Yeniet tiene los casilleros en blanco, solo se apunta que jugó una vez y con dos turnos en home.

Posiblemente con su novena de adopción tenga más chances como titular. Si nos guiamos por las alineaciones probadas en los partidos preparatorios esta semana en el Cepero, y la insistente reubicación de Yuliesky Gurriell en la intermedia, pues se prevén superiores cartas para el remediano. Desde la vecina provincia, varios colegas ratifican la confianza del manager en los valores defensivos de Yeniet, y si está atinado al madero, doblemente importante. ¿Quién lo diría? Un villaclareño con más utilidad para un team ajeno que para el propio. Uno de los tantos errores que cometió el Villa Clara en aquella ocasión.

«Me siento muy bien con Ciego—ratificaba Yeniet—en verdad aquí uno se motiva mucho. Tuve una primera parte mal a la ofensiva con Villa Clara pues por problemas de salud no tuve un buen entrenamiento. Pero ahora me esfuerzo lo mejor posible. En Dominicana iremos a ganar todos los juegos. Creo que podemos traer el triunfo».

Ambos coinciden que sería un gran premio regresar con el primer puesto, por orgullo propio, por revancha personal o por aquello de que la vida no da segundas oportunidades, y a ellos se las están dando. Terminan por enviar la foto que acompaña este artículo. Y alejados de toda norma típica de un duro entrenamiento, se abrazan, sonríen y simplifican con los dedos lo que quieren, la victoria.

%d bloggers like this: