September 22, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

A ciencia cierta

Stayler2.jpg

Por Jorge A. Rodríguez

Cuando la 55 Serie Nacional de Béisbol va a detener su accionar (una vez más) con miras en la venidera Serie del Caribe, me declaro un fiel seguidor de Sócrates y su doctrina: “Yo solo sé que no sé nada”.

Y es que resulta bien complejo vaticinar el cuarteto que pasará a discutir los play off de nuestro pasatiempo nacional. Algunos despuntan con preferencia, dígase Ciego de Ávila o Pinar del Río, pero otros como los leones citadinos, todavía no tienen la tranquilidad de un cupo en el bolsillo.

Aunque los azules todavía se encuentran dentro de los primeros, varios de sus acápites han mostrado un descenso alarmante. Sin lugar a dudas la defensa es el más preocupante de todos. Luego de mantenerse primeros del torneo en toda la primera mitad, con un promedio superior a los 980, los de añil han tenido un bajón significativo, llevándolos a cometer más de una pifia por juego.

Esto se debe, en gran medida, a los malabares realizados por el DT capitalino, luego de que varias piezas clave sufrieran lesiones (dígase Frank Camilo, Lourdes y Yunieski Gourriel, Carlos Tabares, entre otros).

 

 

Stayler-Hernández-jpg

 

 

El área de los lanzadores ha mostrado también sus deficiencias, producto de unos cuantos factores. El pobre desempeño de los refuerzos hasta la fecha, amén de alguna buena salida, es uno de ellos.

Otro punto neurálgico ha resultado el cansancio en el pitcheo de segunda línea, algo lógico si se tiene en cuenta la juventud de sus figuras, por lo cual sus brazos todavía no están acostumbrados a estos trotes.

Aunque no todo es malo. Resulta agradable el despunte de Noelvis Entenza, quien en sus últimas salidas ha mejorado mucho su control y la velocidad.

La ofensiva sí ha mantenido su paso triunfador, todavía superior a los 300 de average. Sin atisbo de dudas, Yulieski Gourriel continúa siendo el principal atractivo en este punto, con su astronómico promedio (siempre coqueteando o sobre los 500), algo impropio de un béisbol moderno.

En general la tanda alta de los Industriales (Yulieski, Malleta y Rudy) sigue con el madero caliente. Para que tengan una idea, entre los tres tienen casi 150 impulsadas.

Otro que continúa muy bien es el jardinero Stayler Hernández, próximo a los 100 indiscutibles y luchando por el liderato en otros departamentos (dobles y triples entre otros).

Vale resaltar la labor del joven Hasuan Viera, quien tuvo que asumir un turno al bate de mucha responsabilidad (segundo), y lo hizo muy bien, tanto con el madero como fildeando, donde nos regaló jugadas y tiros certeros.

Ya el camino clasificatorio está llegando a su fin. Todos estos aspectos deberán ser corregidos si se quiere estar entre los finalistas. Por mi parte, a ciencia cierta, yo solo sé que no sé nada.

%d bloggers like this: