September 22, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

En el Victoria de Girón

image

Autor: Aliet Arzola Lima y Sigfredo Barros Segrera

MATANZAS.— Los Cocodrilos yumurinos no dan respiro. Callados, sin tanto aspaviento, se consolidan como el mejor conjunto de la segunda fase de la 55 Serie Nacional, y gran parte de sus éxitos han llegado en el parque Victoria de Girón, su cuartel general y plaza casi inexpugnable, donde suman 23 victorias en 33 salidas.

Y no es de extrañar, en el Palacio de los Cocodrilos la afición aprieta, cubre las gradas y revive a golpe de cantos el espíritu ganador de la provincia, que tuvo sus puntos más altos en los campeonatos logrados por Citricultores (1976) y Henequeneros (1970, 1990 y 1991), los dos últimos después de la inauguración del parque el 20 de febrero de 1977.

Quizá sin grandes nombres, la actual versión de los Cocodrilos ha sido determinante en el resurgir del Victoria. Con el impulso de Víctor Mesa al mando, los yumurinos han escrito un lustro de resultados relevantes, siempre metidos en la postemporada, con dos finales a cuestas, y encaminados a otro play off este año.

En su última salida protagonizaron uno de los duelos más cerrados y calientes de la presente campaña con Las Tunas, al punto que concluyeron empatados (3-3), tras nueve episodios repletos de estrategia, jugadas acertadas y los habituales errores mentales.

Crucial en el encuentro fue el regreso dominante a la lomita del derecho Freddy Asiel Álvarez (una limpia en cinco capítulos), así como el par de jonrones de Jefferson Delgado —la primera vez que logra tal hazaña en un mismo choque—, y el bateo oportuno de Yosvani Alarcón y Edilse Silva, remocalcadores de las anotaciones que pusieron la paridad.

“Me sentí bien, trabajé bastante cómodo la mitad del partido como habíamos programado, combinando y probando el brazo en sentido general. Las sensaciones son muy positivas y ahora toca seguir trabajando”, expresó a Granma Freddy Asiel, quien protagonizó una enconada disputa con Alarcón.
“Somos buenos amigos, pero hay mucha competitividad entre nosotros, jugamos en equipos contrarios y en el terreno existe rivalidad”, añadió el derecho, quien mostró buena velocidad y control de todo su repertorio tras varias semanas sin lanzar.

Por su parte, el máscara tunero enseñó también buena forma deportiva luego de algunos días de reposo por un accidente automovilístico. “Hoy regresé a la receptoría, me he adaptado poco a poco como emergente, corriendo, de designado y en primera base. Produje para más de 400 y ya no hay preocupación, doy gracias a Dios por regresar con el mismo rendimiento”, expresó.

Entre polémicas arbitrales, perennes en el béisbol, Víctor Mesa y Ermidelio Urrutia también protagonizaron una sana disputa con intercambio de palabras y juego caliente por los cuatro costados, el cual levantó las gradas y provocó algunas reacciones negativas de quienes en lugar de aficionados, son fanáticos que dañan el espectáculo.

“Estos partidos son imprescindibles en la Nacional, con los jugadores de protagonistas de principio a fin, sin que los árbitros se roben la atención. La afición disfruta con eso, estoy de acuerdo con que griten y se metan con los peloteros, pero sin faltar el respeto. Tenemos que luchar por más pleitos como este, el pueblo se lo merece y desea ver béisbol duro y de calidad”, sentenció Ermidelio, satisfecho al terminar la jornada con empate tras remontar.

Una tarde muy nublada, con amenaza de lluvia, provocó que el duelo se sellara tras el noveno capítulo, pues en el Victoria de Girón no se puede encender el alumbrado debido a deficiencias constructivas de las torres.

image

“No se juega de noche, pero debemos aclarar que no se trata de un problema eléctrico. La parte de los bastidores que sostienen las torres se encuentra en mal estado, y el trabajo de inspección y mantenimiento requiere de grúas para determinar la magnitud de los daños. Las autoridades de la provincia han establecido como una prioridad solucionar el problema cuanto antes”, explicó a Granma Vivian Do­mínguez, directora provincial de Deportes.

CIEGO SIGUE ADELANTE

Tuvieron que jugar diez entradas. Pero los Tigres avileños se volvieron a salir con la suya y ganaron por tercera ocasión en sus últimas cuatro salidas, todas como visitadores, en esta ocasión marcando tres carreras en el décimo para derrotar a los combativos Piratas pineros.
Merecido crédito de la victoria para el veloz cerrador Yennier Cano, quien retiró a los últimos siete bateadores rivales, tres de ellos por la vía del ponche, sin regalar bases por bolas.

En el décimo, Ariel Borrero abrió la entrada con su tercer jit, Yoelvis Fiss lo llevó a tercera con otro sencillo y Yeniet Pérez remolcó la primera del inning con sencillo. Eso fue todo para el relevista Pedro Luis Guzmán, relevado por Danny Aguilera.

Pero la del jueves no era la tarde del estelar cerrador pinero. Primero cometió error sobre el toque de bola de Yorelvis Charles. Y luego permitió
cañonazo del receptor Osvaldo Vázquez al jardín derecho, bueno para impulsar dos carreras y dejar decidido el desafío. Fue la victoria número 47 de los actuales campeones nacionales y la 21 como visitadores. El segundo choque de la jornada no pudo efectuarse a causa de la lluvia y este viernes jugarán doble desde las 10:00 a.m.

Nota: los juegos PRI-HOL y MTZ-LTU fueron sellados en el décimo capítulo, empatados a cinco y tres carreras, respectivamente, y se reanudarán este viernes a partir de las 10:00 a.m.

image

DECIDIÓ FRANK CAMILO

Cuando todo indicaba que los Alazanes de Granma se anotaban un triunfo en el Latino apareció el bate de Frank Camilo Morejón en el noveno capítulo, con un out y Juan Carlos Torriente en la intermedia, para botarle la pelota al relevista Juan Ramón Olivera y darle a Industriales una espectacular victoria por la mínima, 6 carreras por 5.

 Foto: Ismael Batista

Los Azules de la capital ganaban por 4-2 apoyados en una buena labor de Frank Montieth (siete entradas, cinco jits, tres ponches y cero bases) cuando en el octavo Granma tomó el mando, 5-4, gracias a la inefectividad del relevista Héctor Ponce, quien regaló dos boletos, permitió un jit de Dayron Blanco y dejó hombres en las esquinas que anotaron ante el zurdo Yulieski González.

Fue la victoria número 41 de los Leones capitalinos, quienes se mantienen en zona de clasificación, en cuarto lugar de la justa.

%d bloggers like this: