Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Se asoman los rivales de los avileños en la Serie del Caribe

sctz2.png

 

 

 

Este viernes se anunciará el equipo de Cie­go de Ávila que representará a toda Cuba en la ya cercana Serie del Ca­ri­be, en República Dominicana, del 1ro. al 8 de febrero venideros

Pareciera que Roger Machado y Ciego de Ávila se han tatuado el primer lugar en sus camisetas. Llevan toda la temporada encaramados en la cima y tras sus dos triunfos ante los dueños del Latinoamericano, los actuales monarcas se sitúan a solo cuatro victorias de la mágica cifra de 50, un tope sobre el que virtualmente no hay quien saque a un equipo de los cuatro grandes de la postempo­rada.

Tras esos dos triunfos, combinados con la pareja de victorias sobre Granma y la barrida matancera frente a Holguín, la tabla de posiciones se fracturó y ahora los cuatro vanguardistas, entre los que se incluye In­dustriales, se ven con posibilidades más claras de ser semifinalistas, justo cuando ya hemos pasado la mi­tad de  la contienda en su segunda ronda.

En esta etapa de ocho contendientes nadie ha jugado mejor que Ma­tan­zas, que exhibe balance de 15-6, la misma cantidad de triunfos que los avileños, quienes tienen tres d­e­rrotas más y a los yumurinos les faltan por celebrar tres encuentros. Pi­nar del Río (13-8) y Holguín (12-12) son los otros que juegan para más de 500 en esta fase, mientras que si In­dus­triales ha podido mantener­se en el cuartero delantero es por su saldo de la primera manga (30-15), pues en esta anda en números rojos (10-13).

Y mañana el timonel del cam­peón nacional anunciará el equipo de Cie­go de Ávila que representará a toda Cuba en la ya cercana Serie del Ca­ri­be, en República Dominicana, del 1ro. al 8 de febrero venideros. Por cierto, los avileños ya miran hacia sus posibles rivales, pues en las otras cua­tro ligas ya hay un grupo de de­finiciones, aunque no las defini­tivas.

En la Liga Mexicana del Pacífico, los Venados de Mazatlán y las Águilas de Mexicali ya disputan la final para buscar el pasaporte a Santo Do­mingo. Fue espectacular la llegada de las rapaces a esta instancia, pues con la serie semifinal empatada a tres con los Mayos de Navojoa, tuvie­ron que luchar en 16 entradas, al cabo de las cuales una jugada de squeeze play, con un out y otro hombre en primera, les dio el pase. Esta escuadra, con tres cetros en ocho fi­nales, no gana desde 1999, en cambio Mazatlán, que doblegó a los Ya­quis de Obregón en una serie que también se fue hasta el séptimo partido, ha participado en 21 y vencido en 13. La última vez que se coronó fue en el 2009.

En la sede de la Serie del Caribe ya hay acción finalista entre Tigres del Licey y Leones del Escogido. Es la octava disputa del banderín entre esos dos planteles, que favorece a los primeros 5-3. El duelo entre fieras asegura al estadio Quisqueya Juan Marichal actuar de anfitrión, pues ambos comparten esa casa beisbolera. Los rayados son los que más tí­tulos exhiben en su país con 21 diademas por 15 los melenudos.

En Venezuela las dos se­ries semifinales se fueron a siete desafíos. Ti­gres de Aragua destrozó a Ti­buro­nes de la Guaira con marcador de 9-3 y es­tarán en su final número 17, buscando su décimo título. Na­ve­gantes de Ma­ga­lla­nes, que venció a Caribes de An­zoá­tegui por 4-2, será el otro contendiente, con un aval en las porfías por el ce­tro que deja ver 17 disputas anteriores, con saldo de nueve campeonatos y ocho premios de se­gundo lugar.

Y en Puerto Rico, Criollos de Ca­guas y Cangrejeros de Santurce dirimen hoy cuál de los dos será el rival de Indios de Mayagüez, asegurados ya para su quinta final consecutiva.

Hablando de personajes emblemáticos , después de finalizado el Pre­mier-12, en Taipei de China, al ver una Mesa Redonda sobre el tema ex­presé en este espacio lo bueno de tener a Rey Vicente Anglada opinando sobre nuestra pelota, incluso afirmé entonces la falta que al béisbol le hacían hombres como él. El pasado domingo volví a sentir algo similar. Por esa magia que es la televisión, Aurelio Prieto Alemán y sus Con­fe­siones de grandes nos volvieron a sentar en la sala de la casa a Jorge Fuentes, otro de los grandes que ha­ce mucha falta.

%d bloggers like this: