October 30, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Lo mejor del béisbol cubano por el mundo en 2015

 

Ya es 2016, pero no hemos tenido ocasión de rememorar lo que en mi criterio ha sido lo mejor del 2015 en cuanto a las actuaciones de los peloteros cubanos en las ligas del mundo.

Fueron 12 meses donde Cuba siguió cosechando logros a nivel internacional (Serie del Caribe) y también a nivel de la vida de cada atleta. Temporada de campeonato interno que fue coronada por la visita en diciembre de la MLB y la posibilidad de una apertura entre ambas culturas del béisbol (Cuba y Estados Unidos) en el futuro.

Sin más, mis votos:

El jugador cubano del 2015: Yoenis Céspedes.

Fue el cubano que más se superó a sí mismo. Trajo la ilusión a New York en 57 partidos donde completó su temporada de 35 jonrones, 105 impulsadas y 291 de average. Jugó en la Serie Mundial. Estuvo en el número 13 por las votaciones al más valioso. Se apoderó de su primer guante de oro y por si fuera poco en los próximos meses se convertirá en el jugador cubano más pagado de todos los tiempos en MLB. ¿Se puede pedir más?

Lo más negativo del 2015:

1) Los 21 turnos de Frederich Cepeda sin hits en Japón.

2) Las dolorosas y anticipadas derrotas del equipo Cuba en los Panamericanos de Toronto y en el Premier 12.

3) La emigración de los peloteros, record en la historia del béisbol cubano.

El cambio más sorprendente de un cubano en el 2015: Aroldis Champan fue traspasado a los Yankees de Nueva York el 29 de diciembre. Su cambio fue toda una sorpresa al poseer los Yankees dos de los mejores cerradores del béisbol (Miller y Betances) y agregar al lanzallamas más agresivo del deporte. Champan esperará el veredicto de la MLB ante su caso de violencia doméstica.

El dilema del 2015: Yulieski Gourriel.

Foto4 Yulieski-Gurriel1-2015

Es el deseo más cercano entre Cuba y la MLB. Pareció haber un misterio no develado cuando no firmó contrato con Yokohama en marzo. No estuvo de acuerdo en asistir a los Juegos Panamericanos de Toronto en julio y tampoco obtuvo una sanción de la Federación Cubana de Béisbol (FCB) por sus actitudes rebeldes. Luego participó en el Premier 12 de noviembre y continuó bateando más de 500 en la Serie Nacional. Si algún pelotero cubano necesita el acuerdo entre Cuba y la MLB para jugar en Grandes Ligas es Yulieski Gourriel. Ya tiene 31 años, su valor disminuirá año tras año.

Lo extraño pero real del 2015: Hubo cubanos jugando en ligas de España, Francia, Italia, Alemania, Rusia, Corea, Taipei de China, Japón, Panamá, Nicaragua, México, Colombia, Ecuador, Venezuela, Republica Dominicana y Puerto Rico.

La frase de un cubano en el 2015: “Mi relación con Minnie estaba más allá del terreno. Cuando oí la noticia sobre su muerte, pensé que tenía que hacer algo para darle mi tributo. Y seguí comunicándome con su familia. Para mi es todo un honor que hayan accedido a la petición de usar su número en mi camiseta”, dijo Alexei Ramírez el viernes 10 de abril según whitesoxpride.mlblogs.com. En este día ocurrió el homenaje a Minie Minoso por parte de los White Sox. El primer lanzamiento lo hizo José Contreras y lo recibió Joe Crede, dos de las figuras del campeonato obtenido por el equipo en el 2005.

El futuro no detenido de Humberto Rivera

Foto 2Humberto Riv

Cuando en 2012, Humberto Rivera salió de Cuba rumbo a Dominicana nunca imaginó que sería traicionado. El agente que lo había sacado de Cuba le secuestró sus documentos (pasaportes y actas de nacimiento) exigiendo el 50% del contrato. Con los documentos en pérdida, Rivera perdió diversas oportunidades de firmar con equipos que estaban interesados en sus servicios como los Bravos y los Cubs.

Ahora, su talento da señales de estar vivo. Recientemente se presentó a cuestas con sus 32 años, junto a otros cubanos (Bárbaro Urquiola, Denis Hernández y Diosdani Castillo) en un tryout, donde fueron observados y estuvieron presentes scouts de los Tigres de Detroit.

Rivera es representado por My3Gsports y Marco Rubio, además entrena junto a su compañero Denis Hernández en los campos de Júpiter, Miami, y espera entre enero y febrero ser agente libre y firmar contrato a nivel profesional.

Ha demostrado gran poder al bate, y posee versatilidad para jugar varias posiciones como los jardines, la receptoría y primera base. “El viernes pasado la saqué por arriba de la pizarra. Contreras y Yobal me vieron y me dijeron que estaba entero” le dijo Rivera a OnCuba tras la presentación.

“Me fui de Cuba porque creo que tengo calidad para jugar en otro beisbol y quise probar mis potencialidades”, asegura quien fue campeón con Pinar del Río en la Serie 50 y dejó average de 290/323/435, tres jonrones y 35 impulsadas.

Durante el tiempo en que no tuvo documentos para ser contratado en Estados Unidos, Rivera jugó en una liga menor en Dominicana con los Trenes de la Romana donde fungió como cuarto bate. Allí bateó sobre 300 de average y pegó varios jonrones que demostraron su valía.

“Allí me pagaban alrededor de 15.000 mil pesos dominicanos al mes. Eso es 600 dólares y me tenían en el rango de los que más ganaba porque era regular y cuarto bate pero allí pagaban hasta salarios más bajos que esos”, recuerda.

Después estuvo en la reserva de los Toros del Este, sin embargo, no pudo debutar en el primer nivel del béisbol en Dominicana porque sus papeles aún no se encontraban listos y una vez más tuvo que ver los toros desde la barrera.

En Dominicana, Rivera vio como muchos cubanos que persiguen el sueño de pasar al profesionalismo “perecen” en el intento: “De cada 100 peloteros firman a unos 20 peloteros más o menos, y a veces menos”, señala.

Finalmente, Rivera logró llegar a los Estados Unidos y ahora espera por su regularización para obtener un contrato. Los ojeadores se llevaron una gran impresión de Rivera. Su destreza para hacer contacto con la pelota y su potencial físico lo ubican en posición de ser valorado.

“Lo primero es tratar de conseguir un contrato con un equipo de MLB pues me siento en muy buena forma deportiva. Creo que puedo estoy ready y se que lo lograré porque hay interés en mi. Si no, cualquier liga me conviene para hacer lo que sé y lo que amo que es jugar beisbol. Quiero morirme en un juego. Amo el béisbol” insiste.

Rivera y José Ariel Contreras. Foto: Cortesía del entrevistado
Rivera y José Ariel Contreras. Foto: Cortesía del entrevistado
%d bloggers like this: