September 19, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Wicho Figueroa llega a los 700 hits en el béisbol invernal

 

20151223_end_deportes_baseballwicho_jlcc_01.jpg

 

Por Carlos Rosa Rosa

CAROLINA – A Luis ‘Wicho’ Figueroa apenas le tomó cinco partidos y 20 turnos para acumular siete indiscutibles y así arribar a la cifra de los 700 hits de su carrera en la pelota invernal.

El miércoles en la noche, Wicho Figueroa pegó dos sencillos para alcanzar dicha gesta en la victoria de los Indios de Mayagüez 6-3 sobre los Gigantes de Carolina en el estadio Roberto Clemente.

Figueroa llegó al juego con 698 hits y consiguió el 699 en el tercer episodio con sencillo ante los envíos del abridor Dicky González.

En el quinto inning, el veterano ‘infielder’ se eliminó con roleta en la inicial para fallar en su primer intento de llegar a la marca.

Y con el juego empatado 2-2 y con corredor en la tercera base en el séptimo inning, Wicho Figueroa consumió el turno grande de la noche. Y respondió. Ante el zurdo Aadam Kolarek, Figueroa sacudió sencillo al jardín derecho para entrar al club de los 700 hits y también darle la ventaja a su equipo 3-2 en las piernas de Isaac Ballou.

Figueroa, de inmediato, abrazó al coach de primera base Dalphie Correa, al tiempo que los jugadores de los Indios salieron del banco para aplaudirlo. Los integrantes de los Gigantes y su fanaticada también se unieron al reconocimiento y aplaudieron a Figueroa, quien reaccionó emocionado en todo momento. Le dieron la pelota y él la devolvió al ‘dugout’ visitante.

Acto seguido, Figueroa fue reemplazado por el joven Jesmuel Valentín. Figueroa regresó sonriente al ‘dugout’, donde sus compañeros les esperaban para felicitarlo.

“Se sintió bien llegar a esa marca. No todo el mundo llega a los 700 hits. Eso representa que fui un buen bateador en esta liga”, reaccionó Figueroa, tras el partido.

“Este es el regalito de Santa Claus… y le doy las gracias a Dios por darme salud para poder jugar este juego”, dijo el veterano jugador al sorprenderse de acumular siete hits en apenas cinco partidos. “Me sorprendió muchísimo. Hasta la semana pasada no había visto un lanzamiento desde febrero pasado en la Serie del Caribe. Pero me sentía bien y sabía que podía batear”, dijo Figueroa con 18 temporadas en la liga y quien ahora promedia .350 en cinco partidos.

Kennys Vargas también sacudió un jonrón dos carreras como parte de un ramillete de tres anotaciones en el séptimo inning para colocar a los Gigantes al borde de la eliminación. Mayagüez sigue en el primer lugar con 25-13. Carolina lleva tres derrotas al hilo.

Hace una semana, Figueroa se quitó las zapatillas de coach y se colocó los ‘spikes’ de jugador con la misión de alcanzar la gesta de anoche.

Y el pimentoso ‘infielder’ lucía anoche feliz con su retorno al diamante. “Me siento como un nene chiquito. Esto es como un sueño. Me dieron la oportunidad de nuevo y estoy disfrutando el momento”, dijo Figueroa a El Nuevo previo al desafío en el Clemente.

Figueroa, de 41 años, anunció su retiro de la pelota invernal en el pasado torneo con 693 hits. Y la gerencia de los Indios informó que el vegalteño permanecería en la organización como coach. Y así aconteció. Figueroa arrancó esta campaña como uno de los coaches del dirigente Pat Kelly.

Y el inicio de la temporada lo manejó bien en el ‘dugout’. Una vez fue moviéndose la temporada y la adrenalina aumentar, Figueroa comenzó a hablar de la posibilidad de retornar al terreno de juego. “Al principio estaba bien, pero después la vena comenzó a picar. Como no había mucha oportunidad, pensé dejarlo así”, dijo.

En la última semana, los Indios se despegaron en la primera posición y aseguraron el pase a la postemporada. Entonces surgió la oportunidad de brindarle una oportunidad a Figueroa de colocarse los ‘spikes’ de nuevo y tratar de entrar al ‘Club 700’. Y el veterano jugador no ha desperdiciado el turno que Kelly y la gerencia de los Indios le han brindado. Antes del juego de anoche, Figueroa pegó cinco hits en 16 turnos para continuar demostrando que aún puede producir en esta liga.

“Cuando nos pusimos en una mejor posición, surgió la oportunidad de jugar y estoy demostrando que todavía puedo jugar en un buen nivel. Que todavía me queda gasolina en el tanque”, dijo.

¿Y por qué te retiraste la pasada temporada?, se le preguntó.

“Me retiré porque no quería que la organización de los Yankees (Nueva York) pensara que todavía quería seguir jugando. Quería seguir trabajando con ellos (como coach en las Menores), pero ahora no me renovaron el contrato. Así que, por un momento, me quedé sin la soga y sin la cabra”, comentó.

Los Indios ya tienen boleto a la postemporada y Figueroa no ocultó su deseo de permanecer activo en el elenco. Dijo que aún no ha discutido esa posibilidad con el dirigente Kelly ni con el gerente general Frankie Thon.

“Claro que me gustaría seguir en la postemporada”, contestó. “Podría salir del banco y ayudar al equipo a ganar otro campeonato. Hay que esperar que acabe la serie regular para ver lo que pasará”, concluyó diciendo Figueroa.

%d bloggers like this: