September 22, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Enorbel Márquez, un santiaguero en el box de Alemania

12316539_10208062194982338_6010529371859420317_n.jpg

 

 

Por Carlos González

Con este perfil, Deportistas Cubanos por el Mundo comienza una serie de materiales sobre peloteros cubanos que brindan o aportaron sus servicios a países exóticos en materia de béisbol

En Alemania el futbol está en el ADN de casi todo sus habitantes. No es en vano, pues deviene potencial mundial, dueña de una herencia triunfadora al más alto nivel. Pero en Alemania también se juega pelota, no mucho como en Cuba, pero se siente el béisbol a retazos. Enorbel Márquez puede dar fe de lo anterior. Este pelotero cubano lleva más de un decenio en suelo germánico, separado por miles de kilómetros de su Santiago de Cuba natal, la misma que lo promovió durante tres Series Nacionales. Arribó a este país europeo justamente en el año 2004, impulsado y convencido a lo mejor por el ímpetu de brillar en una nación que se inclinaría ante él, a su formación, a su experiencia en el béisbol cubano. Lo consiguió a la velocidad de la luz, fue el mejor lanzador teutón por más de siete años.

Su llegada a esta pelota imberbe y agreste, ocurrió como mencionaba antes, en 2004, por obra de la firma de un contrato con el club Caimanes de Solingen, equipo con el que fabricaría una gesta rarísima en el béisbol y casi imposible de lograr. El 25 de mayo de 2008 hilvanó con sumo cuidado cada innings del juego celebrado ante los Capitales de Bonn, hasta que consiguió la bella joya de un juego perfecto, el primero en la historia de la Bundesliga Baseball. Con los reptiles de esa ciudad este zurdo estuvo seis temporadas de manera ininterrumpida, obteniendo rendimientos radiantes, superiores a los de sus compañeros y rivales. Fue cabeza visible de un staff que mucho le agradeció.

En 2010 permuta hacia el Rimini Baseball Club, selección profesional italiana con sede en el estadio “dei Pirati” de la ciudad de Rimini y que concursa en la temporada regular de la Liga de esa nación. Estuvo en suspense su debut en esta novena, a causa de que el equipo Neptuno hizo trámites jurídicos en torno a la participación del indómito en ese torneo. Vencido ese obstáculo, Enorbel se mantuvo cinco contiendas seguidas con el Rimini hasta que concluye su contrato en 2014. El hijo de Palma Soriano llegó a acumular en la campaña de 2011 un balance de 5 victorias, un solitario revés, promedio de carreras limpias de 3.17 en 48 1/3 de entradas lanzadas, estrucando a 42 oponentes y concediendo 22 pasaportes. Aceptó 38 inatrapables, reflejado en el anémico porcentaje ofensivo rival de 224.

Aunque lacónica, lució la camiseta de los Tigres de Licey en la Liga Dominicana, una de las más fuertes y competitivas de Latinoamérica. Esas han sido sus apariciones a nivel de clubes, pero el nacido el 11 de diciembre de 1974 después de adquirir la ciudadanía germana ha representado a Alemania en disímiles eventos internacionales, desde Campeonatos Europeos, Copas del Mundo y el Preclásico de 2012.

En la XXXVIII Copa Mundial desarrollada en siete países de Europa entre el 7 y 26 de septiembre de 2009 y con la participación de 20 naciones, el serpentinero santiaguero aportó la única victoria de su plantel, un aplastante 14-1 ante el débil equipo de China.
En cinco episodios y dos tercios de labor, aceptó cinco imparables, ponchó a siete, concedió una base por bolas y permitió la aislada anotación de los asiáticos. A pesar de ese éxito, Alemania quedó tercera de la llave E, escenificada en su ciudad de Ratisbona, y no pudo avanzar en el organigrama.
También sería el firmante de la única victoria de su conjunto en el Preclásico de la tercera versión del Clásico Mundial. Con el número 23 en el dorsal, doblegó de nuevo por la vía del nocaut, pero en esta ocasión a la novena de Inglaterra 16-1. En el estadio de la urbe de Regensburg, el zurdo marchó todas las entradas a ritmo de conga, hasta que en el séptimo acto toleró los dos únicos hits británicos y la carrera sucia.
Si nos remontamos al año 2000, Márquez tenía 26 años y con esa edad debuta en la XL Serie Nacional cubana. Por espacio de tres años defendió la causa santiaguera, logrando un registro de seis sonrisas y cinco descalabros, como marca más positiva. Fue uno de los miembros de aquella legendaria Aplanadora indómita de la cual solo quedan remembranzas y Pedro Poll, Reutilio Hurtado y Danny Betancourt en activo.

Este 11 de diciembre cumple 41 años y en el presente desempeña par de funciones, ambas relacionadas con el pasatiempo que lo trasladó tan lejos de sus raíces. Continúa su trayectoria con su eterno conjunto de los Cocodrilos de Solingen (acumula siete contiendas con ellos) y paralelamente es el director deportivo y entrenador de los Flamencos de Berlín.

%d bloggers like this: