April 5, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Dariel Góngora: «Venir a jugar con Matanzas fue una decisión difícil»

Por Agencia Cubanas de Noticias

Una decisión de las que cambian el curso de la vida, tomada en familia y en la que mucho tuvo que ver Armando Ferrer Ruz, mentor de los Cocodrilos de Matanzas, así resume el lanzador Dariel Góngora el “culebrón” originado a partir de su liberación de los Toros de Camagüey, el 24 de febrero último.

Reconocido como uno de los líderes del cuerpo de picheo en los Toros, Góngora recuerda los sucesos desde el momento de su sanción disciplinaria hasta la llegada al Victoria de Girón, matizados por un giro brusco en el momento en que muchos lo situaban dentro de los Leñadores de Las Tunas para la Serie Nacional 60.

Días antes de la liberación yo entrenaba en Las Tunas, provincia donde reside mi esposa y escenario de gratos recuerdos personales, luego de proclamarme campeón con los Leñadores en la Serie 58, narra el integrante de la selección nacional al torneo de Rotterdam en 2017.

Quizás por ello la mayoría daba por sentado que jugaría bajo la égida de Pablo A. Civil, aunque para ese entonces todavía no había decidido mi destino, y mantenía estrecha comunicación con Ferrer Ruz, quien me llamaba continuamente vía telefónica.

Considero que mi decisión de venir acá (Matanzas) no debe ser motivo de inconformidades, porque simplemente busco un futuro en el deporte, ahora en defensa de los Cocodrilos, alega el serpentinero de 27 años de edad, quien reconoce que siempre existirá quien guarde rencores por la manera en que se dieron los hechos.

Ahora Dariel ajusta su forma física para llegar a plena capacidad a la campaña venidera, recientemente pospuesta para iniciar en el mes de mayo, debido al riesgo que representa el COVID-19 para la salud de los amantes del pasatiempo nacional en el archipiélago cubano.

Estuve tres meses sin entrenar y la preparación en Matanzas se me hizo difícil al principio, pero todo es una cuestión de adaptación, “ahora me siento muy bien físicamente”, confiesa.

Natural de la ciudad de Camagüey, Góngora dice sentir gran satisfacción por la manera en que le acogieron los seguidores de los actuales monarcas del béisbol en la Mayor de las Antillas, y no solo ahora que entrena para ayudarlos en la defensa del banderín.

Antes, cuando lanzaba en contra, también me llegaban muestras de afecto, relacionadas en gran medida a la loable actuación en calidad de refuerzo durante la LVII SNB, argumenta.

Quiero lograr grandes cosas este año para corresponder a la confianza de Ferrer y titularme por segunda ocasión, quimera reservada para pocos en la historia del béisbol en Cuba, concluye.

(Tomado de Girón)

%d bloggers like this: